Alergias e intolerancias

Saneabit

Unos pequeños ajustes te harán mejorar considerablemente

Las alergias e intolerancias han aumentado en los últimos años a causa de la alteración producida en el intestino por la alimentación, el estrés y el estilo de vida.

Las más frecuentes suelen ser la intolerancia a la lactosa, la fructosa y el sorbitol.

En caso que la prueba solicitada por tu médico haya salido positiva, puedes acudir conmigo para que te explique qué alimentos has de evitar y te resuelva las dudas.

Todas las intolerancias se caracterizan por producir síntomas digestivos (hinchazón, gases, náuseas, vómitos y diarreas) y de mala absorción nutricional

Cada una presenta su complejidad y requiere conocimientos sobre los alimentos que lo contienen y los que no.

En el caso de la lactosa, se trata que aprendas la cantidad que toleras sabiendo que según la fermentación, el grado de maduración y la cantidad de grasa el contenido varía. Por eso, tendrás que empezar por los de menor contenido aumentando la dosis hasta que aparezcan los síntomas. 

En cambio, cuando hablamos de fructosa y sorbitol se trata de consumir los de menor contenido combinándolos con los que están limitados en la misma comida sin superar los 2-3g aproximadamente.

La razón es que la capacidad de absorción es limitada y el malestar aparece por acumulación. Es importante que tengas en cuenta que cada persona es distinta por lo que los alimentos que toleres variarán. 

Por el contrario, las alergias requieren la eliminación completa de los alimentos causantes y productos elaborados con estos ingredientes. Además, los síntomas pueden ser digestivos, respiratorios y cutáneos. 

En todos los casos te explicaré tu alergia o intolerancia y te daré un documento detallado con los alimentos que puedes consumir sin problemas y los que debes limitar o excluir según tu caso junto a un menú ejemplo.

También vas a encontrar los nombres con los que puedes encontrar la lactosa, fructosa, sorbitol y derivados en las etiquetas ya que suelen usarse como aditivos.

Te aconsejo que dediques tiempo a leer e interpretar las etiquetas de los alimentos y productos por lo que si no dispones del conocimiento, puedo dedicar una sesión a explicártelo y aclararte las dudas.

En caso que lo necesites, te enviaré un menú por correo electrónico que se adapte a tus necesidades, rutinas y gustos alimentarios que te faciliten el día a día. 

A lo largo de las visitas te preguntaré las dudas y dificultades que te hayan surgido ayudándote a entenderlas y superarlas hasta que te sientas capaz de hacerlo sin mi ayuda y te encuentres bien.

Testimonios

Nuestros clientes opinan

Me asesoró para mejorar mi nutrición y adquirir nuevos hábitos más saludables. Se adapta a ti completamente. En mi embarazo y post-parto fue un apoyo muy importante. Y con la alimentación complementaria de mi hija, me resolvió muchísimas dudas que tenía a la hora de realizar la introducción de alimentos. Excelente profesional de la nutrición y maravillosa persona. Gracias Silvia!

Cristina Larrañaga

Soy paciente de Silvia Zaragoza desde hace 4 meses, le agradezco su paciencia y profesionalidad.

Siendo una enferma difícil, con los malos hábitos de tota la vida, ella ha sabido guiarme con mi dieta.

Es muy buena dietista-nutricionista. Sabe mucho esta chica.

Magda Marín